Páginas vistas en el último mes

AÑADIR NUEVAS PÁGINAS AUTOMATICAMENTE CUNDO SE PUBLIQUEN

martes, 26 de febrero de 2013

MI crónica de la maratón de Sevilla 2013


-Mi llegada a meta en Sevilla.



El 24 de febrero de 20013, tuvo lugar una de las pruebas más maravillosas que he corrido nunca, y que hacía la 440 de mi palmarés oficial.

Me refiero a la Maratón Internacionl de Sevilla, una de las competiciones en su género, más importantes del calendario internacional.

Desde las 9h de la mañana, con salida cerca del Estadio de La Cartuja, hasta poco más de las14 horas, fueron unas cinco horas en que transcurrió EL SUEÑO, perdón, la Maratón.

Esta, y os lo digo, es un crónica muy personal, son unas impresiones muy mías, muy dentro de mí, dentro de mi corazón, pues la maratón la considero algo excepcional, grandioso, la prueba reina del deporte rey, lo máximo que hay, y la emoción me embarga en todo el trayecto.

¡Cómo disfruté! Fui feliz corriendo, y es más, fui feliz en todas las etapas de los días 23 y 24 de febrero. Me explico.

Primera etapa o fase.- El viaje, con cincuenta "ocupantes" del autobús, de Alicante, Elche y Murcia, todos buenos amigos y lo pasamos, en la ida y en la vuelta, 8 horas y 8 horas, de maravilla, en un ambiente cordialísimo, con nevada en la ida incluida, en la provincia de Granada.

Segunda etapa o fase.- Lo referente a alojamiento, comida y "temas turísticos". Un gran hotel, el oficial de nuestra expedición alicantino-ilicitano-murciana, con sus cincuenta componentes. Hotel Husa Vía Mairena.

La comida de la pasta, el 23 y el 24 en la Isla Mágica. La visita a Sevilla, esa maravilla. Las paradas en el viaje, con nuestros bocatas y nuestros cafetitos,...Y el desayuno en el hotel, muy completo.

Tercera etapa o fase.- EL SUEÑO, perdón, la maratón, es que estoy,...

Tras múltiples saludos a decenas de amigos (que se repetirían tras la llegada a  meta) se da el pistoletazo de salida.

Más de siete mil corredores inscritos, en impresionante serpiente multicolor, más bien una marea de salud que inunda las calles sevillanas.

Salgo en posiciones medias y con un ritmo cómodo y regular.

En mi primera parte, hasta el kilómetro veintiuno, voy buscando el ritmo que me permita guardar fuerzas para la segunda mitad, la más dura, el segundo medio maratón.

Noto entonces las piernas algo cargadas hasta el kilómetro 31. Son los kilómetros peores, unos diez, pero que con voluntad, paciencia y  buena cabeza, los voy recorriendo, sin parar nunca y repostando, porque hay que hidratarse, con agua e isotónica. Pero,...

Al llegar al kilómetro 31 y hasta la meta, todo fue felicidad. Creo tuve ese flow,  del que hablo en mi libro "Ser feliz corriendo". Podría haber aumentado mi ritmo y mi velocidad, pero era igual. Llevaba tiempo de sobra para acabar y quería disfrutar del centro de Sevilla, saludar a las gentes, pasar por ese Parque de María Luisa donde está el monumento dedicado a mi tía abuela, la soprano internacional  Ofelia Nieto Iglesias,... He  querido recordar, en mi galopada, a ese ser tan extraordinario que fue mi padre, sevillano de cuna y sentimiento, y sevillista de deporte y afición, y  lloraba, lloraba, todo era emoción, hablaba con  la gente  por Sevilla, y en esa comunión corredor-público, la galvanización en la carrera era evidente. Veía ya el estadio, pasaba el  túnel y entraba en el Olimpo, celebrando con molinete, mi mejor molinete, entre aplausos, y sonreía ,lloraba, devolvía el aplauso al público, no sé,... Todo era un sueño, el maratón 33, pero no,el maratón de los maratones. Viva Sevilla  y olé, viva Triana,...

Mi gran carrera se la dedico a:

-Mi padre, José Moratinos Pérez, que desde el cielo estará orgulloso de su hijo, como yo lo estoy de él.

-Mi hermana Layla.

-Mi querida Alicante, la millor terreta del món, sin duda.

Semos felices, amigos. Continuará,...

6 comentarios:

  1. Qué gran crónica José! se nota que has disfrutado muchísimo cada metro, me alegro!

    ResponderEliminar
  2. Un saludo muy grande, Celina, a ver si coincidimos en alguna carrera. Un abrazo y recuerdos también a tu papá, ¡viva el Atlético de Madrid!

    ResponderEliminar
  3. 440 ya y no se cansa el tio. Un saludico y enhorabuena.

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena muy grande. Por poco no te veo pasar por el Parque del Alamillo. Me hubiera gustado mucho conocerte.

    ResponderEliminar
  5. Jose, veo que sigues igual que siempre,no paras.
    Para Semana Santa bajaremos a La Marina. Esperamos encontrarte en la carrera del Campello.
    Tus amigos de Madrid

    ResponderEliminar
  6. Un saludo muy grande a todos, amigos alicantinos, murcianos y madrileños. Nos iremos viendo y saludando en las carreras,sin duda. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar