Páginas vistas en el último mes

AÑADIR NUEVAS PÁGINAS AUTOMATICAMENTE CUNDO SE PUBLIQUEN

lunes, 15 de noviembre de 2010

Un Annus Gloriosus. No me lo creo.






Ciertamente, la Crónica de Petrer que realicé, a mi juicio, no fue muy afortunada. Lleva implícita un cierto pesimismo, que tan sólo fue una ráfaga del domingo. No representa, ni mucho menos mi estado de ánimo.

Si comenté San Javier, Alicante, Almansa, etc., como símbolos de buenas carreras, ¿cómo no iba a ser bueno el medio maratón petrerense, en donde mejoré el tiempo de los eventos antealudidos? En Petrer, hice muy buena carrera, preparatoria del Maratón de Benidorm, entré fuerte, esprintando y a gran velocidad y en la tercera vuelta de las tres del circuito, un demarraje continuado, como un "hachazo", me hizo pasar a bastantes corredores. La entrada fue rápida, de esprint y con mucha energía aún guardada. Fue un ensayo del maratón.

Este año, he tenido una sucesión de buenas pruebas, de buenas sensaciones, de entrenamientos de ultradistancia, de logros de excelentes amistades, de estreno como reportero fotográfico, etc. He hecho casi 70 pruebas ( y el año no ha acabado), con 21 trofeos y realización de 4 maratones (con Benidorm serán 5) y 3 ultramaratones.

Estimo que si esto no es un año glorioso "Annus Gloriosus", a mis 66 años, no sé que otro nombre puede tener.Ello lo digo con orgullo, sin vanidad, pues no es fruto  de mi calidad como corredor ( que no la tengo) sino de mi tenacidad, esfuerzo y constancia. Soy un corredor de resistencia y cuantos más kilómetros haga mejor me encuentro.

Por tanto, Petrer viene a ser no un símbolo de pesimismo sino, antes al contrario, de esperanza y de alegría. Una carrera en que disfruté, pese al esfuerzo, y que resume lo hecho este año.

Animo a todos los corredores a que hagan distancias a partir del medio maratón, aunque realicen habitualmente distancias menores. La media, el maratón y la ultradistancia, son sinónimos de pruebas importantes. Recuérdese el reciente trabajo del profesor Punset sobre los beneficios del ejercicio en la salud del corredor y en su equilibrio y potencia mental.

La filosofía punsetiana, hemos de adoptarla. La filosofía sabia del correr disfrutando, ha de ser nuestro norte, meta, punto áureo y guía de nuestro trabajo como runners.

Gracias también a todos vosotros, amigos bloggeros, por vuestro ánimo. Mi moral, hoy por hoy, está muy alta.

Saludos.

3 comentarios:

  1. Llevo poco tiempo corriendo, pero también me identifico como un runner, como digo yo, más cabezón que bueno... :) Siempre he sido exigente conmigo mismo, en cualquier aspecto de la vida, y ahora que he empezado a correr no iba a serlo menos.

    Cuando somos exigentes con nosotros mismos, muchas veces, al llegar al final de una meta, sentimos que podíamos haber dado más, que nos hemos quedado algo cortos... Pero eso no es otra cosa que simplemente preparar el siguiente paso, el siguiente reto, pues cuando hemos nacido así, no podemos dejar de pensar en lo siguiente que vamos a hacer y en cuánto nos vamos a exigir.

    Así que es muy normal sentir esa especie de pesimismo al acabar algo, pero en pocos días se convierte en optimismo y la seguridad de que vamos a superarnos la próxima vez.

    ResponderEliminar
  2. me encanta que vuelvas a estar a tope de ánimos y moral. Eres todo un ejemplo para muchos de nosotros.

    Nos vemos en benidorm.

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Isidro Gilabert y Jan. Yo soy de naturaleza optimista, pero a veces tengo una "ráfaga" leve, momentánea, pasajera, de pesimismo. La venzo enseguida y vuelvo a mi estado normal: optimismo a ultranza, con el vaso medio lleno.
    Así tenemos que ser todos: optimistas, aunque realistas,lo que no quita para que nos vayamos superando. El espíritu de superación y el optimismo, nos abrirán muchas puertas.
    Que tengáis también vosotros mucha suerte en las carreras y en los entrenmientos. Saludos.

    ResponderEliminar