Páginas vistas en el último mes

AÑADIR NUEVAS PÁGINAS AUTOMATICAMENTE CUNDO SE PUBLIQUEN

miércoles, 9 de marzo de 2011

Principio 5 del Método Moratinos de Entrenamiento de Carreras a Pie: PRINCIPIO DE CONVIVENCIA.












Siguiendo con la exposición sistemática del Método Moratinos de entrenamiento de las carreras a pie, llegamos al Principio número cinco, esencial: Principio de Convivencia.

La convivencia, ha sido estudiada desde muchos ángulos, y desde el prisma de la Pedagogía, la Psicología, la Sociología, la Filosofía,... Es evidente que la convivencia constituye uno de los grandes valores sociales a desarrollar en el ser humano.

¿Cómo enunciamos este principio en nuestro método, en el capítulo de "sistematización"? Con estas palabras:

"Las carreras, son un medio de lograr conocer gente, de fomentar la amistad y el compañerismo así como otros valores sociales de primer rango. A veces, parecen un "pretexto" para la convivencia social".

Entre los estudiosos de la convivencia, podemos citar, especialmente, al gran sociólogo francés Émile Durkheim así como a Harvin Florez, Rick Fielder y otros. La Escuela Norteamericana tiene ricos estudios sobre este tema.

También hay un ámbito muy amplio e interesante de estudios, y es el de las "Utopías", en su vertiente de comunidades sociales, y que tiene en Moro, Fourier, Owen y Cabet, principalmente, a sus más destacados representantes. Estas comunidades sociales, a veces en forma de comunas, desarrollaban en el individuo un ámbito notable de su potencialidad de sociabilidad. En la "Utopía", Santo Tomás Moro describe un mundo feliz ( que luego desarrollará Aldous Huxley), con una organización eminentemente convivencial.

¿Y las carreras? ¿Y el entrenamiento? Todo ello, puede ser una auténtica fuente de convivencia. El corredor, no es una entidad individual, aislada. Se habla de "la soledad del corredor de fondo", pero este es un aspecto parcial, y no total. Además, en el entrenamiento es bueno tomar contacto con las personas que encontramos, sin desvirtuar nuestro ejercicio, saludar, ser feliz, ser sociable.

Antes del entrenamiento, ya podemos haber establecido unos lazos de amistad y compañerismo.

Y después, comentando el entreno, quedando con amigos y compañeros a tomar algo, a almorzar, merendar, a tomar simplemente un café,... Todo ello es un conjunto de actos convivenciales que se desenvuelven alrededor de la situación de entrenamiento, del acto de correr.

Pero en la competición, también podemos desarrollar estos patrones, estos parámetros.

Antes de una carrera saludamos a los amigos y conocidos. En la carrera también se puede dar este caso ( aunque menos, si hay un alto nivel competitivo). Y, sobre todo, al finalizar la competición, se establecen lazos sociales, convivenciales, empáticos ( la empatía, ese gran valor tan desconocido y tan poco aplicado...). Los avituallamientos, la bolsa del corredor, los refrescos y líquidos necesarios al final de una prueba, son un vehículo innegable, inapreciable, extraordinario, para desarrollar valores sociales: respeto, amistad, compañerismo, colaboración, convivencia, cooperación, empatía,....

Está comprobado científicamente, a través de investigaciones desarrolladas bajo el módulo de la estadística experimental e inferencial, que los valores sociales y convivenciales:

-Desarrollan la autoestima.
-Contribuyen a la salud psicosomática del organismo y la persona.
-Previenen enfermedades y hasta ayudan a su curación.
-Evitan las depresiones y crean una moral alta en el individuo.
-Contribuyen, en suma, como ya dijimos en otro principio, a la felicidad de la persona.

Por eso, el principio de convivencia, que ha tenido estudiosos extraordinarios también en nuestro país (Rof Carballo, García Hoz, Ortega y Gasset, Julián Marías,...) es absolutamente necesario en toda actividad humana , y no digamos en la deportiva.

Los valores, la Axiología, representan una gama fundamental del conocimiento. Hay valores humanos, sociales, éticos, estéticos, económicos, útiles, vitales...

Tan sólo apuntamos aquí este principio de la convivencia y los valores sociales. Más adelante iremos ampliando y ampliando este concepto medular de nuestro sistema metodológico.

Nada más amigos bloggeros y feisbukianos.

Soy muy feliz.

7 comentarios:

  1. Tienes toda la razón, las carreras ( y los entrenos ) son un excelente método para conocer a otras personas, conversar con ellas, antes, durante y después de las carreras y lograr una coomunión entre todos los que formamos el mundillo de las carreras.
    Me gusta el 5º principio.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. De acuerdo con lo que dices, este mundillo genera lazos, posiblemente sea porque acudimos "orgullosos" de nuestras limitaciones, nos exponemos con sinceridad, sin sufrir tabúes ni tópicos sociales. Nos gusta correr y nos gusta juntarnos con gente que piensa parecido, es tribu o algo parecido. Es sencillo hablar con otro corredor.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Pedro y Ra: Me alegro de que os guste el quinto principio del Método Moratinos. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Buennisima entrada como siempre Jose, y por cierto felicidades, que he leido por algun lado que hoy es tu cumpleaños.

    ResponderEliminar
  5. Gracias, Paco, por tu felicitación y tus comentarios . Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Te deberían hacer Fallero de Honor y asistir a la "mascletá" desde el balcón de l'Ajuntament.
    Un abrazo, crack

    ResponderEliminar
  7. Un saludo Trapatroles, y gracias por tus palabras, que creo, aunque me halagan y son un honor para mi, no merezco pues soy un modesto corredor popular. Eso sí, tengo mucha vocación y voluntad y me gusta mucho correr. Tú sí que eres un campeón, y a ver si coincidimos y te doy un fortísimo abrazo. Saludos.

    ResponderEliminar