Páginas vistas en el último mes

AÑADIR NUEVAS PÁGINAS AUTOMATICAMENTE CUNDO SE PUBLIQUEN

jueves, 17 de febrero de 2011

Emocionado, enervado, transido de emoción maratoniana....




Emociona el Maratón. Esos cuarenta y dos kilómetros y ciento noventa y cinco metros míticos, que evocan la gesta de Filípides cuando fue a anunciar a las mujeres , niños y ancianos atenienses la victoria de los griegos sobre los persas en la batala de Marathon, son algo casi irreal.

Son kilómetros y kilómetros de carrera, nunca se acaban, las piernas llega un momento en que empiezan a fallar... Cuando fallan las piernas, sigue la mente, la voluntad, el espíritu de sacrificio,.... Y llega otro momento en que parece fallan piernas y mente, queda la garra, la fuerza, la rabia... Se aprietan los dientes y se llega, sufriendo, sufriendo,... Y cuando, al fin, se cruza la meta, la alegría es inenarrable, no se puede describir y la sensación que se tiene únicamente puede ser percibida por el corredor que llega, nadie más lo puede comprender.

No importa mucho el tiempo, entrando en el tiempo-límite. Se ha llegado y ya está. Se ha cubierto la rúnica, filípica, mítica, galáctica distancia del Maratón.

Yo he hecho muchos maratones ya: los dos de Madrid, los dos de Sevilla, los dos de Valencia, y uno en Ciudad Real, en Benidorm , en Oporto y en Bezana. Son 10, a los que hay que añadir los ultramaratones: Veleta(2), Madrid, y La Marina. En total, pues,se acercan a la quincena.

El maratón me enamora, hasta el punto de que cada día, quitando un "escadusero" día de vez en cuando en que bajo el tren para que descansen los músculos, hago uno de entrenamiento, o incluso una ultradistancia. El maratón es mi vida y ya se dice : "La vida es un maratón". La capacidad de sufrimiento, la estrategia, la voluntad, la motivación, el espíritu positivo, la tenacidad para lograr la meta, la convivencia, la amistad, y otros valores de la vida diaria, tienen su reflejo fiel en el maratón.

Por eso, entre tantos sinsabores, madrugones, sacrificios, incomprensiones,.... un buen día voy a Sevilla, no a hacer una gran marca sino, más bien, a disfrutar de la carrera, a prepararme para los ultrafondos casi seguidos de Valencia y de Madrid... Y mi sorpresa fue grande cuando, al ver la Clasificación del Campeonato de España de Maratón 2011, en la Categoría +65, se me proclama segundo clasificado, es decir, lo que en otras palabras representa el Subcampeonato de España. Subo al podio entre los aplausos de la grada y se me da, no una copa, sino una medalla, pues en el Campeonato de España lo que se dan son medallas. Junto a mi grandes campeones y campeonas vetranos.

Era una emoción tan grande, tan grande, que casi supone mi objetivo, a mis 65 años, de todo lo que he ido haciendo, el fruto o colofón de una obra prolongada. Pero no será así, lo tomaré como punto de partida de más logros, en busca del Campeonato deEspaña el año que viene, y asimismo el bajar el registro, de ese récord mio de 3h42m a ver si puedo los 3h30m o lo que la resistencia del organismo permita.

En la Media Maratón de Ribarroja del Turia (Valencia) del 20 de febrero de 2011, parto ya con la vitola de subcampeón que obliga a mucho, a atacar, a sufrir, a dejar bien alto el pabellón maratoniano.

Estoy orgulloso de mi familia, que tanto me ha apoyado, de mi equipo, el Apol*Ana que sé me aprecia, de mis muchos amigos que me alientam, de mi preparación y de ese Método Moratinos que estoy sistematizando y que describo en el libro que voy escribiendo "Ser feliz corriendo". Sus 14 principios básicos, está claro que pueden ser de mucha utilidad para los corredores.

Orgullo de Maratón, la reina de las pruebas atléticas, el deporte-rey con el que se clausuran los Juegos Olímpicos y que ha dado figuras inenarrables como Zatopek, Bikila o Gebreselassie.

Emoción contenida y orgullo de maratoniano. El maratón es lo más maravilloso que hay, amigos bloggeros y feisbukianos.

Soy muy feliz.


3 comentarios:

  1. Si, es la distancia mítica, siempre he creído que las pruebas de atletismo... si es cierto que hay muchas, pero las reinas son 3: los 100 metros, el 1.500 y la maratón... el resto es quedarse en medio de estas 3, una la velocidad pura, el 1500 la media distancia, una lucha entre la velocidad casi máxima sostenida en el tiempo con el lactato por la nubes, y la otra la reina de la larga distancia, la mitica cifra 42,195.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Me emociona usted Don José, más saiendo que ese es mi gran reto para el año que viene, aunque aún no sé si en Valencia o Benidorm,, ¿qué opina usted?

    ResponderEliminar
  3. Pedro, tienes razón, pero donde esté el maratón, creo, ni 100 ms. ni 1500 ni nada... El maratón es algo maraviloso, no hay color, ¿verdad?
    ramonet: me alegro de que te guste la entrada y de que te emociones. Eso es que eres ya maratoniano. Saludos.

    ResponderEliminar