Páginas vistas en el último mes

AÑADIR NUEVAS PÁGINAS AUTOMATICAMENTE CUNDO SE PUBLIQUEN

lunes, 21 de febrero de 2011

Principio 3 del Método Moratinos:Principio de MANTENIMIENTO.


Este tercer principio del Método Moratinos de entrenamiento en las carreras a pie, busca que el corredor, "corra toda la vida", que no se "queme" en unos pocos años, sino que la carrera sea un mantenimiento, un "estar en forma", un "ir cargando pilas" a fin de que el paso de los años no suponga una merma muy significativa en el entrenamiento/ competición.


Es evidente que, por el paso de la edad, se van perdiendo facultades, y no sólo físicas, también hay un cierto deterioro mental o cerebral. Está comprobado, por ejemplo, que a partir de los 25-30 años, empieza un lento al principio, más rápido después ( desde los 50 años) involucionar del hombre. Así, se pierden miles y miles de neuronas cerebrales, que ya no se recuperan. No obstante, las sinapsis o conexiones neuronales, pueden ir mejorando con un entrenamiento mental adecuado y la carrera representa un vehículo de primer orden para mantener en forma nuestra mente, nuestro cerebro.


Igualmente, lo que yo denomino el "sistema musculo-esquelético", con sus articulaciones, tendones, huesos,... va perdiendo esa característica complexión y vitalidad de la juventud. El ejercicio físico, calcificando, dotando de "provisiones" al sistema, hace que el deterioro sea muchísimo más lento.

La persona que corre con gran intensidad, va quemando una buena parte de la juventud, pues está restando "vida" a su dedicación atlética. Hay que hacer esfuerzos, pero dosificados, pensando en ese "correr toda la vida " que es el leit motiv de mi libro , ese ser feliz que todos buscamos.


Para Hans Jurgen Eysenck, eminente psicólogo factorialista inglés, de origen alemán, es fundamental la investigación científica de los modelos psicoterapéuticos, comportamentales y cognitivos. Elabora el modelo PEN, según el cual la personalidad tiene tres factores esenciales ( a ellos, habría que añadir la inteligencia): extraversión, neuroticismo y psicoticismo. Hay en el ser humano, y por supuesto también en el deportista como tal, una dimensión social, otra emotiva y otra impulsiva. La tipología clásica establece estos modelos de personalidad: colérica, sanguínea, melancólica y flemática.


Según la tipología de personalidad, el corredor también tiene un estilo o una forma de ser, de comportarse, de hacer ejercicio, de correr, diferente. No hay un modelo único.


En su obra "Fundamentos biológicos de la personalidad", Eysenck diseña todo un sustrato fisiológico del ser humano. La carrera a pie tiene unos fundamentos fisiológicos de la acción rúnica ( se puede elaborar toda una "Fisiología de la carrera", qué músculos intervinen , con qué intensión, donde radican los mayores riesgos de lesión, etc.). Es lo más esencial una investigación científica profunda del ser humano, en el plano psicológico, pero con fuerte apoyatura en lo biológico.

Por eso mi método considera que se ha de hacer muchísimo caso a los investigadores de la psicología, pero además, a los de la fisiología. La actividad del correr es psicosomática, y soma y mente han de formar una indivisible a interrelacionada unión, armónicamente concebida.


El principio de mantenimiento, defiende esta idea eysenckiana, la de correr y entrenar buscando siempre el mejor estado psicofísico de le persona y no sólo eso, la propia carrera persigue coadyuvar a mejorar y prolongar ese bienestar somatopsíquico y, por ende, social. Lo psíquico, lo biológico y lo social se han de dar la mano en el entrenamiento de la carrera a pie.

Ello supone un correr toda la vida, el modelo LDS (long distance slowly ) que los norteamericanos preconizan y que da la mayor calidad de vida a la persona.

Entrenemos siempre con cabeza, no mirando la marca inmediata, perecedera, engañosa, sino la "marca a largo plazo", que es nuestra salud.


-Yo estoy mejorando continuamenmte la marca-dice el corredor que no piensa en el futuro sino en un presente que le puede lesionar, quemando etapas-.

-Yo estoy mejorando continuamente mi bienestar-dice el corredor sabedor de que el caudal de juventud no es eterno, sino pequeño, de poca duración-. Corro para ser feliz.

Y, paradójicamente, este segundo corredor, será el que a medio y largo plazo mejore sus marcas y consiga sus mayores satisfacciones.


Hemos de correr para mantenernos en forma, para prolongar nuestra "juventud", para hacer ejercicio toda la vida.


Mantengámonos en forma, al modo eysenckiano, corramos toda la vida.

2 comentarios:

  1. D. José,

    Estoy de acuerdo con su visión. El LSD (Long Slow Distance) no machaca tanto articulaciones y nos permite correr durante más años. Pero no hay que subestimar los trabajos de fuerza. Correr en formato LSD es única y puramente una actividad cardiovascular. El problema principal de las personas mayores, junto con la falta de fondo, es la falta de fuerza. La mayoría de esos dolores en cuello, espalda, etc de las señoras mayores es no haber hecho pesas ni ejercicios de fortalecimiento en su vida. Incluyamos pues tablas de preparación física o algo de fuerza en su método o crearemos personas con un gran corazón y dolores musculares en espalda, brazos, cuello que achacan a la edad, cuando hay que achacarlo a una débil estructura muscular.

    ResponderEliminar
  2. Lo tendré en cuenta, amigo Gonzalo. Gracias y un saludo.

    ResponderEliminar