Páginas vistas en el último mes

AÑADIR NUEVAS PÁGINAS AUTOMATICAMENTE CUNDO SE PUBLIQUEN

domingo, 22 de mayo de 2011

Los calcetines Wrightsock, extraordinarios.









Tuve el primer contacto con la firma Wrightsock, hace dos años, en la Media Maratón de Cieza, en donde, por un sorteo, me tocaron estos calcetines extraordinarios. Desde entonces, los uso y establezco contacto, siempre que veo el stand de la firma en las competiciones, a fin de comentar lo bien que me van y, en ocasiones, adquirir algunos de sus productos.


Estos calcetines "pies cómodos", tienen una doble capa, lo que evita ampollas en los pies y molestias, de forma que, compaginándolos con un buen calzado, permiten el máximo confort del corredor a pie.



Tinen doble capa. Una buena prueba de su eficacia, es lo siguiente.



Durante el mes pasado, tuvo una ligera inflamación de tobillo, que no llegó a lesión, pero sí me producía una serie de molestias al correr. Combinando los calcetines con las excelentes zapatillas Reebokzigtech, se ha producido en mi algo insólito. Voy a explicarlo.



Hará un mes y medio, empecé a tener unas molestias en el tobillo izquierdo, seguramente consecuencia del "machaqueo" continuo en el asfalto, de los pies, tras una pléyade casi ininterrumpida de maratones, ultradistancias y medios maratones, sumados a los entrenamientos de 43 kms. diarios.



¿Qué respuesta médica puede haber? Lo aparentemente lógico.



-Descanse usted unos meses. Reposo, y sin forzar el tobillo.



Otro facultativo, empero, me dijo:


-Mire a ver si no tiene grandes molestias. El ejercicio no tiene por qué ser malo. Es una sobrecarga y no llega a una lesión, pero sea prudente.



Mi respuesta en la práctica, para no tener el "mono" de no correr, fue .....¡¡¡¡seguir corriendo!!! Pero con los calcetines citados y las zapatillas, como se dice, "de Casillas", noté que, aún corriendo pruebas sin interrumpir mi agenda, pero haciéndolo a menor velocidad, con menor intensidad, notaba alivio. Y ya en la Media Maratón de Albacete vi que el tobillo, ¡milagrosamente! ya no me molestaba. Me quedaba algo de "querencia" ( y me sigue quedando) de esa lentitud prudente, pero nada. El tobillo está ya perfectamente, gracias a Dios.



Y me espera una segunda parte de año, im-presionante, de maratones y ultramaratones a porfía.



Por eso, amigos, os recomiendo muy sinceramente estos calcetines Wrightsock. Son magníficos, y os ayudarán sin duda a esa salud del pie, tan necesaria, para hacer más cómodas nuestras carreras.



Nada más, amigos blogeros y feisbukianos.




-Soy muy feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario