Páginas vistas en el último mes

AÑADIR NUEVAS PÁGINAS AUTOMATICAMENTE CUNDO SE PUBLIQUEN

domingo, 13 de noviembre de 2011

Fin de semana alcoyano-ilicitano.












Fin de semana alcoyano-ilicitano.- Este fin de semana he participado en dos importantísimas y durísimas pruebas, la Media Maratón de Alcoy (el sábado 12 de noviembre de 2011) y la Subida al Racó de la Morera( el domingo día 13). Las dos pruebas las realicé bien, aguantando hasta el final pese al cansancio, después de ralentizar mis estudios de Derecho, ya que el agobio de exámenes y premura de trabajo, era ya insostenible. En Alcoy, sobre dos horas y quince minutos, en una exigentísima competición, en donde las cuestas, la visibilidad ( escasa, pese a que se intentó la mejor iluminación) y la poco clara señalización del itinerario, me hicieron perder mucho tiempo. Era el padrino de la prueba, y las relaciones públicas feron abundantes, y yo encantado. Unos 1.500 corredores, cifras verdaderamente interesantes. Una gran participación femenina, y poco a poco la mujer se va integrando en el deporte.








El domingo, subida al Racó de la Morera, de Elche, con unos 600 corredores. Evento lleno de dureza por las cuestas y unos dos kilómetros, antes y depués de la cima, con suelo casi imposible por las piedras, la irregularidad del terreno, la tierra y los hoyos. Estuve a punto de caerme tres veces y de torcerme el tobillo dos o tres vees. Pasé muy mal rato en este tramo. Está claro que las pruebas montañescas no son lo mío, les tengo aversión e incluso fobia, pero la buena voluntad, el espíritu de sacrificio y de esfuerzo, me hace superar las pocas a las que obligatoriamente tengo que ir. Buena organización para los que gusten de lo montañesco. En los 16 Kms, algo más de 1h 45 m., pero conseguí la, para mi, hazaña. Saludé a muchos amigos, al igual que en Alcoy, hice reportajes fotográficos de ambos eventos y, en suma, disfruté del capítulo de agasaging. Quizás mejor en Alcoy, donde Otto, Jaime y yo fuimos al restaurante CAPRICHO y un menú a base de pasta, lo disfrutamos. En Elche, fueron más bien algunas tapas, pues a donde fuimos nos atendieron regular. Yo pasé "apetito" y tuve que comer en casa, pues estaba débil . No obstante, la excelente compañía de grandes amigos a los que tanto quiero ( Vicente, Otto y Jaime) compensaba cualquier fallo.








Tras este fructífero finde , con casi cuarenta kilómetros de subidas y bajadas sobre mis isquiotibiales, gemelos y adductores tan sufridos, ahora a descansar. Mañana será otro día. Un saludo, amigos, soy muy feliz.

2 comentarios: