Páginas vistas en el último mes

AÑADIR NUEVAS PÁGINAS AUTOMATICAMENTE CUNDO SE PUBLIQUEN

jueves, 16 de septiembre de 2010

Grises sombras sobre el nevado manto.-Enigma en el teleférico(II).

El detective Antonio Silva y su grupo de "sabuesos", se pusieron manos a la obra. Era casi seguro que el sospechoso( o la sospechosa) del posible rapto de las jóvenes, se alojaba en el Hotel. Faltaba ver quién o quienes eran.

Mientras tanto, seguían las lecciones de esquí en la pista A e iban haciendo grandes progresos. Especialmente Jorge, que se reveló como un excelente esquiador. El doctor Requejo, en cambio, mejoraba su técnica con dificultad.

-Jorge, está claro que ésto no es lo mío. Yo habré nacido para médico, pero no para esquiador...

-Es igual-dijo Jorge- , nos estamos divirtiendo y eso es lo principal.

Miguel y Pepe, los monitores, eran extraordinarios profesores y, en general, el avance fue apreciable (menos Requejo...).

-Bueno-afirmó Pepe-. Las mejoras en esta pista A son evidentes. Cuando vuelvan a la ciudad, terminarán convertidos en expertos esquiadores. Y quién sabe si de aquí sale algún campeón.

-¿Hay competiciones para veteranos, en el esquí?-bromeó el señor Cano-.

-Naturalmente- dijo Miguel-. Se puede competir en diferentes categorías, según edades. Pero para ello se ha de estar Federado. Se ha de sacar el carnet oficial de esquiador.

-No, yo me conformo con saber las cuatro reglas- reconoció, al fin, el señor Cano-.

Ya de vuelta y tras descansar un poco en la habitación, bajaron a comer.

Jorge comentó con Laura:

-Me ha dicho Silva que le llamó el director del hotel para hacer algunas precisiones.

-¿Y qué le dijo?

-Las dos chicas que "desaparecieron" tenían a su familia en el extranjero, y de ahí que se tardara mucho en conocer lo que había pasado. Por eso, no hubo ninguna relación de causa-efecto con el hotel.

-Pero es raro que la policía no haya sospechado nada.

-Seguramente harían algunas pesquisas-comentó Jorge-. Pero nada ha trascendido. Tendremos que contar con nuestros propios medios.

El grupo,degustó el rico menú que preparó el hotel.
A Silva y a Jorge les gustaba, al final de la comida, tomar un café y un "tapón" de whisky.

En la sobremesa, conversaron.

-Silva- dijo Jorge-.¿Cómo van las indagaciones?

-Estupendamente- fue la sorprendente respuesta del "sabueso"-.

Se acarició la barbilla, bajó la cabeza, se caló las gafas (¡Ah! no habíamos dicho que Antonio Silva usaba gafas de miope). Pero la miopía no le impedía ver "más allá", a lo "Superman".

-Creo que ya sé casi, casi,lo que va a pasar.

-¡Qué barbaridad!- exclamó Jorge-. Aún no hay ningún "desenlace", no ha pasado nada, y ya sabes quién será el posible raptor...¿Acaso tienes poder adivinatoio?

-Ya te contaré.Dentro de poco ocurrirán una serie de hechos, si mi observación y mi deducción no me falla. Y primero, trataré de impedirlo...

Se fue el grupo de visita al pueblo cercano, y ya de vuelta vieron que en el hotel se había armado un gran revuelo...

-¿Qué estará pasando?-preguntó Laura-.

-Señor Silva, señor Silva, venga , por favor...

Era el director del hotel que, todo compungido, explicó lo que pasaba.

-Ya lo hemos comunicado a la policía. Ha habido un asesinato. Una señora mayor, ha aparecido muerta en la habitación. Había señales de violencia.Parece que falleció de los golpes recibidos...

Estaban en su elemento.Por desgracia, ya había sucedido lo peor.Y se trataba, no se una chica joven , sino de una señora mayor.

Vino la policía, que estuvo haciendo fotos de la escena del crimen, cogiendo pruebas
e interrogando a los clientes del hotel, por si alguien podía dar alguna pista.

Jorge,se dirigió a Antonio Silva.

-Lo que sucedió, ¿estaba en tus deducciones?

-Sí, yo ya tenía una idea de lo que pasaría. Lo que ocurre es que, al no estar muy consolidada no me atreví a hacer nada. Observaba, pero los hechos se me han adelantado.

Aquella noche, en el salón principal del hotel, el detective Silva se reunió con el grupo. Cada uno, tenía que aportarle datos de sus obervaciones. De los clientes "sospechosos", de lo que habían visto raro en esos dias, de las conversaciones con gente del hotel...

Tomaba nota en su pequeño blog, que siempre llevaba consigo. Eran notas apresuradas, con letra casi ininteligible.

-Hummm... Todo concuerda, todo concuerda. Hemos de preparaar alguna acción para que el causante pueda ser descubieto, y tener pruebas.

Esa noche, Silva, Requejo, Jorge y compañía no durmieron muy bien. En sus retinas tenían las imágenes confusas de lo sucedido y todos ataban cabos a ver si el maremágnum de ideas sin concretar, iba tomando forma.

Amigos, dejamos por ahora aquí el relato de acontecimientos.Pero muchas sorpresas nos esperan aún. Paciencia, que todo llegará.

1 comentario:

  1. Hola

    Me llamo Cristina soy administradora de un directorio web/blog. Tengo que decir que me ha gustado su página y le felicito por hacer un buen trabajo. Por ello, me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren también en su web.

    Si estás de acuerdo. Házmelo saber a cristina.cister@hotmail.com

    Suerte con tu web! :)
    Cristina

    ResponderEliminar