Páginas vistas en el último mes

AÑADIR NUEVAS PÁGINAS AUTOMATICAMENTE CUNDO SE PUBLIQUEN

jueves, 22 de diciembre de 2011

Etapas en mi formación( aspectos iniciales).

A la altura de mis casi 68 años ( los cumplo el 10 de marzo de 2012), hago unas reflexiones sobre mi formación cultural y académica, que ha sido muy amplia, en muchas disciplinas, lo que me permite tener una visión general de los temas, bastante "interdisciplinar", pues me doy cuenta de que en lo que yo denomino  "el árbol de las ciencias", las diferentes materias tienen su peso, y se interrelacionan. Debería existir una Ciencia de las Ciencias, pues cada una de ellas, aislada, nos da una visión del mundo y de la vida y no es sino con la imbricación de todas ellas, como obtenemos la concepción global de los hechos. Eso parece hacernos caer en un determinado relativismo, todo es según se enfoque, según la disciplina que contemplemos, y la subjetividad siempre está presente, a menos que hagamos ese hasta ahora no encontrado, "algoritmo de la ciencia de las ciencias". Pensamos, opinamos, nos basamos en hechos, pero el margen de error de nuestras concepciones siempre es grande, sólo hacemos una aproximación a la verdad, a esa verdad absoluta que no sabemos cuál es.
Ahora únicamente haré una aproximación al tema, que en posteriores trabajos iré desgranando y pormenorizando.
La formación en la etapa infantil, es básica, pues en esos primeros años se labra la raíz, la esencia, el "humus" fertilizante" que marcará toda la progresión formativa. y yo empecé muy pronto, con apenas tres ó cuatro años, en Tetuán, ya que la enseñanza infantil  comenzaba con cuatro, apenas eran dos años, y yo ya con tres añitos tuve una profesora, Anita, que en la casa de mi tía Isabel, allá por el centro de la capital tetuaní, venía cada día de la semana, de lunes a viernes  a darme ortografía, caligrafía, urbanidad, catecismo,... Por eso, yo aprendí a escribir muy pronto y las faltas de ortografía , casi no sabía lo que eran. En el Colegio delos Marianistas de Tetuán, hice tres años de estudio, Infantil con cuatro años  (yo tenía tres, uno menos que mis compañeros), Infantil de cinco años, y primero de Primaria ( 6 años). Después, trasladaría a mi padre a Alcoy y allí terminaría la Primaria.
Los tres años de estudio en el Colegio de los Marianistas, fueron muy fructíferos, y me sirvieron de mucho. Recuerdo que eran aulas grandes y espaciosas y allí asistían niños "españoles" y algunos marroquíes, con su tarbú y su chilaba, pues el Protectorado de España en Marruecos estaba gobernado por el Jalifa (Marruecos) y el Alto Comisario (España). No recuerdo el nombre de Jalifa, pero sí el el Alto Comisario, Teniente General García Valiño. Como nací en 1944, los años de "estudio" fueron 1947, 1948 y 1949 y un poco  del curso 1950-51, ya que al trasladar a mi padre a Alcoy, en los PP Salesianos de aquella ciudad hice casi todo ese curso, con siete años, siendo mi primer profesor, como luego diré, D.Antonio.
En los Marianistas, ese Infantil/Primaria, tenía diversas materias.Una de ellas era el Catecismo y la Historia Sagrada, que me explicaba don César, el profesor, con unas láminas muy bonitas y de colores que colgaba sobre un soporte y con  una especie de punzón señalaba los hechos principales: Adán y Eva,  la Expulsión del Paraíso, el Diluvio Universal,... : era interesantísimo. Aprendimos la Salve, el Credo, el Gloria al Padre, el Ave María, El Pater Noster,... y lo aprendíamos en latín y en castellano, ¡con cinco ó seis años! Para que ahora digan,...
La Urbanidad era una interesante materia. El "niño modelo", prototipo, ¿cómo debía comportase? En la mesa, en la calle, al saludar a las visitas, cómo debía de vestir, compostura, buenos modos, "educación",.. ¿Una cursilería? Bueno, eran los tiempos, pero el ser bien educado creo que nunca sobra. Véanse modelos actuales,...
La caligrafía, los palotes, la ortografía, los dictados, la lectura compresiva y expresiva, eran dadas y estudiadas. a Caligrafía Inglesa, con letras que ahora nos llenarían de admiración, se practicaba en los Cuadernillos al efecto. Además, Cálculo, un poquito de Historia d España, Geografia, lo que llamamos cultura general, se daban, claro está, de manera introductoria. En los Manuales , teníamos una Enciclopedia General con todas las materias, y un Libro de Lectura (además de un tercer libro, el Manual ce Urbanidad), ellos editados por la editorial que ahora se llama SM, la propia de los Marianistas. Y un tebeo, el "Trampolin", que nos repartían gratuitamente cada mes, muy atractivo, en colores, con personajes que ahora no recuerdo bien, pero muy simpáticos.
Mi madre, en la casa de mi tía Isabel y en nuestra casa de ls Bloques Varela o  Pabellones Varela, lo que llamábamos Casas Bloque, me tomaban la lección, pues teníamos que aprendernos de memoria muchas cosas ( los diez mandamiento de la Ley de Dios, los de la Santa Madre Iglesia, los misterios, esos gozosos misterios). Recuerdo  en especial algún mandamiento de la Santa Madre Iglesia,ese "Pagar diezmos y primicias a la Iglesia de Dios",.. Muy importante pagar esos diezmos y primicias, si no..., ¡se pecaba!!
Con esa primigenia base, y un poco de vocabulario de árabe que aprendí allí, pasé el Estrecho de Gibraltar para la etapa de Enseñanza Primaria, que hice en Alcoy en el Colegio de los PP Salesianos, pero de eso hablaré en otra ocasión.
Tetuán me sirvió para darme cuenta de que me gustaba el estudio, la disciplina de estudio ( incipiente, de niño), el rigor, y de ahí esa sistematización del pensamiento que se va labrando en el ser humano, desde los primeros peldaños. La educación ha de empezar desde la base, sólida, consolidada, y nos sirve para todos los órdenes de la vida, nos imprime carácter.
Primeras nociones para, en el futuro, sacarme el carné.

Una de mis primeras fotos, entonces era aún poco estudioso,...

Cuando empezaba la primaria.

Paseando con mi padre, frente a las Casas Bloque tetuaníes.

En la Playa de Río Martín, cerca de Tetuán.


Sólo esta introducción, pobre, apenas pergeñada, que da una mínima idea de  mi formación infantil, que no ha de ser desdeñada pues se conservan en nuestra memoria esos "ladrillos" de construcción del pensamiento, que irán, en etapas sucesivas, formando la cultura personal. Es como hacer una casa con buenos cimientos y ladrillos. Si empezamos a construirla con cuatro materiales malos, el edificio no se sostiene,.. Pues eso es la educación.
Un saludo, amigos.
Soy muy feliz.

1 comentario: