Páginas vistas en el último mes

AÑADIR NUEVAS PÁGINAS AUTOMATICAMENTE CUNDO SE PUBLIQUEN

sábado, 2 de julio de 2011

Línea Azul: Impresiones de un corredor(II). La Playa de Río Martín.































Continúo la hilación de mis recuerdos y buscando mis raíces para mi situación actual, ya en una senectud joven (primera senectud). Recuerdos de la Playa de Río Marttín (Tetuán), en esas edades entre cuatro y siete años ( en que ya me fui a Alcoy).
Cercana a la ciudad de Tetuán (Marruecos), se ubica la Playa de Río Martín, una larguísima sucesión de arena en donde veraneaban muchos tetuaníes. Allí pasaban los meses estivales los Moratinos, es decir, mi familia ( José, Teresa, mi hermana Layla, muy pequeñita, con uno y dos años), en un chalecito alquilado rodeado de un amplio patio de gravilla en donde jugábamos los dos hermanos. Creo recordar que, al menos, con cuatro, cinco y seis años de edad, disfrutaba con mi familia de esta bella playa. Se entraba al chalecito subiendo unas escaleras y, dentro, estaba la sala de estar, después los dos dormitorios ( de los padres y de los hijos), el cuarto de baño y, al fondo, la cocina y el fregadero. Entre los platos que preparaba mi madre, uno de los que recuerdo con más agrado era el de plátanos con galletas y naranja. Teresa, con su tenedor, hacía una pasta con estos alimentos y esa especie de papilla, tenía un sabor tan delicioso, que desde entonces me vino mi gran afición por estos productos. También me acuerdo de los platos de lentejas que me preparaba, así como del pescado, especialmente el lenguado que traían a mi casa aún vivo, y en la pila, lo dejaban para que se conservase mejor antes de cocinarlo. Teníamos mi hermana y yo varios amiguitos, especialmente, como ya dije, Rosa Mari y Merche (ellas, hijas del matrimonio García Hernández) y otros dos niños, un niño y una niña, cuyo nombre no recuerdo. Mientras nuestros padres se bañaban y luego descansaban bajo un toldo, los niños jugábamos con la arena y nos bañábamos en la orilla. Fueron momentos deliciosos que recuerdo con especial añoranza. Por las tardes, mis padres y sus amigos se reunían en uno de los chiringuitos de la playa o en restautantes cercanos y charlaban de sus cosas, largo y tendido, mientras nosotros, los niños, jugábamos y nos divertíamos. Llegaban noticias de la situación de inestabilidad que ya se vivía en Marruecos ( esa situación aún era incipiente)y de conatos de toma de la ciudad por cabecillas del Riff. Además de estos temas, en las tertulias se opinaba sobre la vida en Tetuán, y se comentaban actuaciones del Alto Comisario y el Jalifa, que constituían ese gobirno tetuaní compartido. Uno de los nombres que recuerdo es el del Alto Comisario Teniente General García-Valiño. Era curioso que la policía de esa zona, no era nada parecido a la actual policía municipal. La constituía un conjunto de dos fuerzas, la Mejasnía y los Regulares. Había una parte común de tertulia, y luego, las mujeres y los hombres formaban grupos aparte. Las mujers hablaban de sus temas más específicos, el curioseo de esa época (famosos que venían a España, actores y actrices conocidos, modas, vida familiar,...).Los hombres hablaban de fútbol y de la actualidad tetuaní. El equipo de fútbol local era el Atlético de Tetuán, que llevaba muy buena campaña, con los Humanes, Moreno, Chicha y otros,....También de esa época es mi afición a la siesta, pues era costumbre de mis padres hacer ese descanso de una hora, entre las tres y las cuatro de la tarde aproximadamente, que era cuando el sol apretaba más.En cuanto a las lecturas y juegos en Río Marttín, yo jugaba con mis anmigos en diversas ocasiones y también con mi hermana, pero sobre todo me gustaba el juego en solitario y divertirme "autónomamente".Tenía un cochecito que me regalron en las Casas-Bloque y además creaba mis propios juegos, muy variados. Me bustaba mucho leer y a mis manos llegaban "comics" de Walt Disney:Dumbo ,el Pato Donald y Tío Gilito y el Ratón Mickey. Esos eran algunos de mis personajes favoritos. También el TBO", que iniciaba su andadura con gran éxito entre el píblico infantil:Benejama, Urda, Coll y Xifré eran algunos de los dibujantes preferidos y sembraron en mí una afición a dibujar "comics", que nunca me abandonaría. Algunos hechos puntuales en Río Martín, quedaron grabados en mi memoria. En una ocasión, a mi padre se le rompieron las gafas de concha y en la Óptica le pusieron acetona para pegar las patillas, hasta que le dieran las gafas de repuesto. También acompañaba a mi padre a visitar al señor Humanes, su gran amigo, que tenía en el pueblo de Río Martín una Droguería. Un día contemplé un incidente de una persona muy violenta que atacó a un grupo de Regulares ( la policía específica de esa época tan singular,...): vi violencia,...En suma, los veraneos de julio y agosto en Río Martín constituyeron una fuente muy rica de impresiones, esencialmente de satisfacciones y alegrías en esa primera infancia tan feliz. A mis padres les servía para cargar pilas ante lo que se avecinaba en Septiembre. Las duras jornadas de trabajo en la oficina o en casa con los deberes domésticos que esperaban en Tetuán. Eran dos meses largos (a veces, incluso se "arañaba" alguna semana de junio) muy placennteros. Yo volvía al colegio Marianistas, muy moreno y animado. Tenía también en este lugar de veraneo, largas conversaciones con mi madre, que me contaba muchas cosas de su vida en Galicia, en Guadalajara ( donde estuvo internada largos años en el Colegio de Huérfanos) y en la propia Tetuán, antes de conocer al que luego sería su marido. Esta fortísima unión madre-hijo, puede decirse que nació ya en estos meses de verano, llegando a formar un conjunto "uña-y-carne", que duraría toda la vida hasta que, cercana a los noventa y seis años, ya Teresa anciana y senil, con Alzheimer, falleció por ley de vida, dejando en mí un inmenso vacío.
Esta son mis impresiones, en un segundo conjunto, esa línea azul, impresiones de un corredor.
Saludos, amigos blogeros y feisbukianos. Soy muy feliz.
P.D.-En otro orden de cosas, hoy sábado 2 de julio de 2011 iré a La Nucía a los I 10 kms. de esa localidad, donde espero obtener podio. Ya os contaré, amigos.

1 comentario: