Páginas vistas en el último mes

AÑADIR NUEVAS PÁGINAS AUTOMATICAMENTE CUNDO SE PUBLIQUEN

viernes, 10 de diciembre de 2010

La limpieza en el deporte.


Las recientes y tristes noticias, por desgracia de plena actualidad, en el mundo del deporte, nos hace tener unas reflexiones "constructivas".

Las tres últimas "operaciones anti-dopaje", la última de las cuales es la llamada "Operación Galgo" en la que aparece implicada la campeona del mundo, nuestra Marta Domínguez, nos llevan a pensar qué puede haber tras las "bambalinas", en los entresijos de la alta competición, de los atletas de élite.

Nombres como la propia Marta, Alberto Contador, Valverde, Paquillo, el escalador italiano Pantani ( que murió de sobredosis) y otros muchos, están en las listas de (¿presuntos?) atletas que recurren al dopaje. Y claro, ya quedan bajo sospecha prácticamente
todos los atletas que hacen grandes marcas. Se quiere superar el límite( o rozar este límite) de lo humano...Grandes marcas, grandes logros, espectaculares esfuerzos, la fama, el premio, la gloria del podio, toda una cadena de elementos de "éxito". ¿Es ésto el deporte? ¿Es esto lo que predicaba Coubertin ( Lo principal es participar)?

Frente al deporte, y en nuestro caso el atletismo, de élite, está el atletismo popular, están, por ejemplo, los corredores populares que, semana a semana, o mes a mes, van participando en pruebas diversas: crosses, mediomaratones, maratones, diezmiles, millas,...por el afán de competir, sí, algo, mas especialmente para disfrutar de las carreras, ganar amigos, ganar salud, y ocupar de forma positiva el tiempo libre. Corredores populares que podemos ver por las calles de nuestra ciudad o de nuestro pueblo corriendo, entrenándose, dando ejemplo de constancia.

Y es que el deporte, el atletismo, ha de cultivar, sobre todo, los grandes valores humanos y de la persona, que son al tiempo grandes valores deportivos. Ya decimos eso..."deportividad" y por deportividad entendemos la nobleza de la competición, donde no hay rivales sino compañeros, donde todos ganan, donde la emulación sustituye al afán de victoria y el espíritu de superación preside la atmósfera de las carreras.

Creo que nosotros, atletas populares, casi desconocidos y apenas apoyadas por nuestra Federación, que gastamos nuestro dinero en correr, damos ejemplo a la élite (más apoyada siempre). ¿Qués es mejor para un país, ganar muchas medallas en la alta competición, o que haya una base amplísima de ciudadanos que hacen deporte, que mejoran su salud corriendo? ¿Y lo que ahorramos en gastos a la Seguridad Social los que hacemos ejercicio? Ahorro en médicos, en medicinas, en recetas médicas,...

En fin, que la "Operación Galgo" sirva para humanizar el deporte, para que efectivamente vuelva la cordura, y que se tenga en cuenta por todos que hacer ejercicio, deporte, atletismo, no es doparse. Hemos de huir de productos artificiales. Una buena alimentación, un régimen sano de vida, algún suplemento vitamínico, un entrenamiento racional,... llevan a conseguir la mejor victoria que el ser humano puede lograr: ser feliz.

Ésta es la gran lección de la "Operación Galgo".

Hoy, ante la triste noticia de los dopajes, queda empañada mi frase ("Soy muy feliz"?).

11 comentarios:

  1. Los verdaderos atletas somos los que día a día acudimos a entrenar, a las carreras aquí o allá, pagándonos inscripciones y viajes, sin dopaje, por afición.

    ¡A ver si cazan a todos los corruptos!

    ResponderEliminar
  2. Si señor..!! Hay que erradicar a aquellos que se aprovechan del deporte para enriquecerse a costa de los atletas implicándolos en dopaje y corrupción.. Espero que los culpables reciban un castigo ejemplar...

    ResponderEliminar
  3. Tenéis razón, Trapatroles y Carles Aguilar.El atletismo popular, sano, ha de ser el ejemplo en que se mire el deporte. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. que sean valientes y hagan los entrenos que haces tú, así no tendrían que recurrir al doping.

    ResponderEliminar
  5. El atletismo de élite, Fausto, tendría que aprender del "popular", ¿verdad ? Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Pues si, es muy duro ver esas noticis con esos nombres reconocidísimos que has nombrado ,Marta, Alberto Contador, Valverde, Paquillo, Pantani, a los que sumaría Oscar Sevilla, Johan Mueleck, Reyes Estévez, Alberto García. Visto desde fuera de España, creo que la prensa y la gente diría " Mira, español que sobresale, español que se dopa, ya veríamos qué pasa si les hicieron controles a la selección de futbol, Rafa Nadal o Fernando Alonso.... ", esa es la imagen que creo que estamos dejando más allá de nuestras fronteras, muy penoso. Y yo que me preocupo cuando me tomo una aspirina 2 días antes de una carrera porque me duele la cabeza, pensando que voy a ir dopado y no en igualdad con resto de corredores... Bueno, espero que el asunto se resuelva con el emnor perjucio para el deporte español ( lo veo muy difícil ) y que al menos no se vuelva a repetir nada paracido ( también lo veo difícil ). UN saludo Jose, nos vemos en Torre Pacheco.

    ResponderEliminar
  7. Saludos, Pedro Serna Running. Tienes toda la razón. Es una pena el tema del dopaje en la élite deporttiva.
    Yo el mayor dopaje que tengo ( es mi debilidad) es el de tomar "Lentejas conchorizo". Eso, ¿lo admite la RFEA?
    A ver si tienen sustancias dopantes.... No creo.
    Un fuerte abrazo, y ¡Viva la MM de Torre-Pacheco!.

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué buena reflexión José! es cierto que las federaciones y los profesionales tendrían que echar un vistazo a lo que hacemos los populares, y sobre todo, a cómo lo hacemos. Un saludo y suerte en las pruebas de este fin de semana campeón

    ResponderEliminar
  9. Un saludo Celina, la gran campeona de las carreras y de los valores humanos. Suerte también para ti en tus competiciones. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  10. No todos los profesionales hacen trampas, tampoco pensemos eso. Muchos profesionales se esfuerzan tan duro como nosotros en nuestros trabajos. Nosotros lo hacemos por placer. Ellos como profesionales. Y quiero pensar que el 95% de los profesionales son limpios.

    Mi trabajo empezó como una afición. Ahora es mi profesión. Y ha cambiado mucho la manera de desarrollarlo cuando lo hacía como hobby y cuando me gano las lentejas con él. Nunca he sobrepasado ningún límite... Pero sí he visto gente a mi alrededor que lo ha hecho. Quiero seguir pensando que son los que menos. Y en el caso del deporte profesional, también.

    ResponderEliminar
  11. Ciertamente, Isidro, en mi opinión no son todos los atletas de élite lo que se dopan. Creo son una minoría, pero la investgación está en marcha y habrá que ser prudente y esperar resultados. Ojalá sean muy pocos los implicados pero, aún así, este tema hace un flaco favor al prestigio de nuestro atletismo. En otros países pueden pensar: "Claro, así, se pueden conseguir triunfos".
    Por eso la RFEA debe llegar hasta el final, caiga quien caiga, por el prestigio de nuestro atletismo y de nuestro deporte.

    Un saludo cordial, amgo Isidro.

    ResponderEliminar