Páginas vistas en el último mes

AÑADIR NUEVAS PÁGINAS AUTOMATICAMENTE CUNDO SE PUBLIQUEN

lunes, 5 de julio de 2010

Albas sábanas teñidas carmesí.(Enigma en el Hospital General).




Hola, amigos. Ahora, terminada la novela policíaca "Misterio en el Maratón", inicio una segunda, titulada "Albas sábanas teñidas carmesí- Enigma en el Hospital General".
Ahora solamente hago una introducción general, y en la próxima entrega pondré el primer capítulo.
Nuestros protagonistas son, esencialmente, Jorge, su novia Laura, el Matrimonio Cano,el detective Silva (ese sabueso que todo lo descubre)y también pondremos al simpático Doctor Requejo, al "buenazo" de Inspector que es el señor Ramírez, y a los curiosos y "cotillos" sobrinitos de Jorge (Pepito y Alicia). También echará una mano Roberto, el aficionado a la genealogía, hijo de los Cano.
Aparte, habrá otros protagonistas nuevos en esta historia.
En esencia, se trata de lo siguiente:
Una noche, la enfermera-jefe descubre en la habitación 222, del Hospital General, que uno de los pacientes de unos cincuenta años, y que padece del corazón y está en tratamiento, está muerto. Ello no tendría mayor importancia si no fuera porque la sábana con que se tapaba aparecía teñida de carmesí, de sangre fruto de, seguramente, un asesinato. No estaba el arma homicida, pero a la altura del corazón, se apreciaba una profunda herida, y la causa de la muerte habría sido la introducción en la cavidad torácica de un objeto punzante.
Y todo lo demás; se avisa al doctor-jefe, se comunican los hechoa a la policía y, como Jorge es amigo de la familia de la víctima, en contacto con dicha familia se contratan los servicios del detective Silva que inicia las pesquisas.
Hay muchos sospechosos: médicos, personal de enfermería, algunas visitas que recibió el fallecido, personal de limpieza,...Todo un amplio elenco.
Pero el detective Silva va profundizamdo, observando, entrevistando a los sospechosos,...
Cada vez más el cerco va siendo más estrecho...Hasta que se llega al fondo del asunto, al meollo de la cuestión.
¿Cuáles son los móviles del posible asesino? ¿El rencor o el odio, el dinero, la envidia? ¿Se trataba acaso de una persona perturbada, de una personalidad patológica?
Lo iremos vindo en sucesivos capítulos. Mañana tendréis el primero, introductorio, con los personsajes.
Hasta luego, amgos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario